La ídolo americana Miley Cyrus publica un video donde da sus impresiones  sobre los resultados de las elecciones presidenciales en estados unidos, y pese mi opinión sobre ella como artista, se puede sentir empatía con el profundo dolor que siente durante el video.

Si Trump gana, me mudo a Canadá

foto de ABC  News
foto de ABC News

La estrella del pop Miley Cyrus, catapultada a la fama por su personaje y serie para la televisión “Hannah Montana” en Disney Channel, es una demócrata que se oponía a la idea de un presidente como Donald Trump gobernando la nación de la libertad y el bastión de la democracia en todo el continente americano.

La joven artista que ha generado gran controversia, debido a su lascivo y descontrolado performance con un público joven, ha sabido diferenciar cuando un comportamiento es apropiado y cuando no lo es; y cuando es nocivo. Y es que la actuación de un personaje y sus desmanes pertenecen a los escenarios y no en la contienda política para llegar a la casa blanca.

La nociva y socialmente dañina campaña de Trump para alcanzar la presidencia molestó tanto a Cyrus que llegó a decir que se mudaría a Canadá si Trump fuese electo.

Miley llora después de los resultados

Después de que Donald Trump fuese proclamado como el ganador de una de las elecciones más importantes y más controversiales en la historia moderna de los Estados Unidos, se dieron diversas reacciones entre las personalidades más famosas en el país norteamericano; Miley Cyrus no fue la excepción.

Foto cortesía de nh1.com
Foto cortesía de nh1.com

Entre lágrimas aceptó la victoria de Trump, pero exigió que respetara para que fuese respetado; y aparte de sentir temor por el futuro de su país, la artista lamentó con mucho dolor que Hillary Clinton no alcanzara la presidencia.

Mi opinión personal

Creo que nunca pensé en estar de acuerdo con Cyrus en algún tema, pero ella ha expresado muy bien lo que sentí esa noche:

Un pesar por ver como una mujer que ha nadado contra corriente (enemigos y calumnias), no haya podido alcanzar la meta de ser la primera presidenta de los estados unidos. Sin embargo siempre será una inspiración por su arduo trabajo y preparación.

Respecto a Trump, comparto la invitación a reconocerlo y respetarlo, siempre y cuando  el mantenga el debido y justo respeto a la ciudadanía.