Por el Día de la Independencia de Estados Unidos, el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, lanzó ayer un misil balístico intercontinental capaz de transportar una gran cabeza nuclear.

EEUU confirmó la versión, mientras Rusia y China pidieron a Corea del Norte que demore sus ensayos. Al respecto, el presidente Donald Trump se preguntó: “¿Este tipo no tiene nada mejor que hacer?”, refiriéndose al líder de Corea del Norte ante semejante regalo.

El misil intercontinental probado este 4 de julio fue un “regalo a los bastardos estadounidenses” por el Día de la Independencia, dijo este miércoles el líder norcoreano Kim Jong-un, según la agencia norcoreana oficial KCNA.

El propio Kim supervisó el lanzamiento —agrega la agencia oficial— quien riéndose dijo que “los bastardos estadounidenses no van a estar muy contentos con ese regalo enviado por el aniversario del 4 de Julio”. Riéndose a carcajadas, el presidente norcoreano agregó que “deberíamos enviarles regalos de vez en cuando para ayudarlos a salir de su aburrimiento”.

Imagen vía i.ytimg.com

Capaz de alcanzar Alaska

Según KCNA, el misil balístico intercontinental fabricado por Corea del Norte puede trasladar una cabeza nuclear grande y pesada. “El cohete, lanzado este martes cubre las ambiciones nucleares de Pyongyang porque es capaz de alcanzar Alaska”. La agencia oficial asegura que la confrontación con Estados Unidos ha entrado en la “etapa final”.

El líder norcoreano —después de inspeccionar el misil Hwasong-14 antes de su lanzamiento— expresó su satisfacción, diciendo que lucía tan guapo como un chico.

Trump, por su parte, aseguró este viernes que la “paciencia” con Corea del Norte se acabó, al término de una visita a Washington del líder de Corea del Sur, Moon Jae-in.

“Estamos trabajando de cerca con Corea del Sur y Japón en una serie de medidas diplomáticas, de seguridad y económicas para proteger a nuestros aliados y ciudadanos de esa amenaza llamada Corea del Norte”, dijo Trump.